El 28 de mayo de 2021 se inauguró el proyecto Muros que hablan, incluido en la programación de las fiestas de Canòlich. Un concurso de pintura mural que quiere convertirse en un referente en arte y creatividad en la ciudad.

Esta primera edición ha contado con tres acciones, dos murales exteriores y uno interior en el espacio Laurèdia Jove. Los dos primeros fueron interpretados por las artistas Naiara Galdós y Sam Bosque. El tercero, que no ha optado a concurso, ha sido realizado por jóvenes entre 14 y 18 años, con el acompañamiento de Laurèdia Joven y el asesoramiento de la escuela de arte. 

El tema de los murales gira alrededor del Patrimonio Festivo i de La Cultura popular. Los murales exteriores homenajean la leyenda de la Dama Blanca, protectora de la ciudad y de los Valles, y del baile de La Marratxa, incluido en el Inventario de Bienes Culturales Inmateriales del Gobierno de Andorra. El mural interior mezcla los centros de interés de los jóvenes con las diferentes entidades culturales de Sant Julià de Lòria.