Fiestas del fuego y del Solsticio de verano

Las Fiestas del fuego del solsticio de verano en los Pirineos son un conjunto de celebraciones de origen ancestral que tienen lugar cada año, alrededor de San Juan, en diferentes poblaciones de Andorra, Aragón, Cataluña, el Valle de Aran y Occitania.

"Fiestas del fuego del solsticio de verano en los Pirineos"

En 2015, sesenta y tres poblaciones que celebran esta tradición, entre ellas nuestra ciudad, presentaron una candidatura conjunta a la UNESCO, que el 1 de diciembre de 2015 las inscribió en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

En la reunión anual del Comité celebrada entre el 30 de noviembre y el 4 de diciembre de 2015 en Windhoek (Namibia), uno de los 35 expedientes para esta lista analizados en la reunión fue el presentado conjuntamente por los estados de Andorra, España y Francia, titulado "Summer solstice fire festivals in the Pyrenees".

Quema de falles

La quema de falles en Sant Julià de Lòria se celebra el solsticio de verano, el 23 de junio, durante la verbena de San Juan.

Es una tradición que refuerza el sentido de pertenencia, la identidad y la cohesión social, al tiempo que promueve la solidaridad, la integración y el diálogo entre generaciones a través de la celebración de una fiesta muy arraigada en la comunidad.

Las Falles del solsticio de verano son Fiestas de interés cultural incluidas como bien inmaterial en el Inventario General del Patrimonio cultural de Andorra.

Este año, debido a la Covid19, se decidió de forma consensuada con el resto de poblaciones de Andorra y del Pirineo español y francés, anular este acto tradicional. La cantidad de personas participantes, público y turistas que reúne la hace inviable en este momento que nos ha tocado vivir.