La Fiesta mayor

Fiesta para julio

La Festa Major de Sant Julià de Lòria se celebra sempre el darrer cap de setmana del mes de juliol.

Son muchas y diversas las actividades que se suceden los últimos días de julio en la ciudad, pero son las danzas las que tienen un protagonismo especial como expresiones del folklore más vivo. Los bailes y sus músicas son fruto del imaginario social y por ello tienen un gran valor identitario. En el caso de Sant Julià de Lòria, destacan la Pasa, el Ball Cerdà y el baile de la Marratxa, que tienen lugar el lunes de Fiesta Mayor.

La Passa

La Pasa es la primera manifestación tradicional que tiene lugar el lunes de fiesta Mayor por la mañana.

Se trata de un pasacalle de parejas de jóvenes, hombres y mujeres, que recorre las calles del pueblo. Delante de la rúa se sitúa la primera de las parejas que tiene previsto casarse durante el año, ambos se convierten los fadrins majors, y los siguen el resto de las parejas, comenzando por los más mayores y terminando por los más jóvenes, de manera que forman una cadena humana. La Pasa termina el recorrido en la plaza Mayor, donde el chico de cada pareja invita la chica a un vermut y la chica le invita a comer en su casa.

El Baile Cerdà

Una vez los bailadores de la Pasa llegan a la plaza Mayor, la copla interpreta la música del Ball Cerdà.

Los fadrins majors abren el baile, y las chicas invitan a bailar los chicos con una barretina (gorro típico). La estructura es la de una danza que se baila en pareja y se puntea, como las que se bailaban en la época medieval y que están documentadas desde el siglo XVIII.

El Ball de la Marratxa

De todas las actividades folclóricas y tradicionales de la fiesta, el Ball de la Marratxa es el más solemne.

Actualmente se celebra en la plaza Mayor el lunes de fiesta por la tarde. Esta danza también es la que más evoca la identidad andorrana de todas las que se bailan en la fiesta mayor.

La Marratxa es una danza señorial que simboliza la génesis del antiguo coprincipado de Andorra. Concretamente representa el tratado de paz de 1278 que se firmó entre el conde de Foix y el obispo de Urgell, el primer Pareatge, y que fue la génesis de nuestro país.

El baile

El baile consiste en dos hombres, uno casado y uno soltero, que llevan chistera engalanada con las cintas de los colores de la bandera andorrana.

Los dos, que representan los dos príncipes, deben tener tres mujeres cada uno que se den la mano como signo de un poder compartido e indiviso. Las chicas representan las seis antiguas parroquias (provincias, actualmente siete) que conformaban el antiguo Principado. Van vestidas con indumentaria tradicional, con piezas típicas de indumentaria tradicional como son la ret, las mitenes, las vigatanes o la corbata.

Actualmente es el Esbart Laurèdia el encargado y mantener, organizar y conservar tanto la danza como el vestuario que la acompaña.