Jaume Moles: el forjador de Bixessarri

El ferro es troba per tot el Pirineu

El hierro se encuentra por todo el Pirineo, su color característico se puede apreciar en muchos valles y en sus ríos teñidos por el óxido.

Vetas de este mineral afloran por los caminos de montaña. Muchos de ellos creados para llegar a los yacimientos. Durante siglos el hierro fue extraído por las comunidades pirenaicas en pequeñas explotaciones o en grandes comunidades como el Valle del hierro en el País Vasco o la Vall Ferrera en el Pallars Sobirà (Cataluña).

Entre los siglos XVII y XIX en Andorra también hubo una gran actividad para la obtención, transformación y comercialización del hierro, que se convirtió en una cultura y una forma de vida. Muchos edificios centenarios conservan trabajos en hierro forjado. Los más típicos son los que podemos ver como protección de muchas ventanas, los llamados estripagecs. Pero también cerrojos, llaves, pomos, barandillas, cadenas, etc.

Jaume Moles aprendió el oficio del hierro de muy joven.

compaginando los estudios con el trabajo. Profesionalmente siempre ha estado vinculado con este material y su larga trayectoria ha coincidido con la transformación urbanística del país.

La vinculación con el hierro le viene de lejos pues varias generaciones de su familia se han dedicado a trabajarlo. Le ha tocado vivir y ver como la forma tradicional de trabajar cambió cuando se empezó a utilizar estructuras fabricadas en procesos industriales y mecanizados. Miles de años de historia de un oficio que poco a poco comenzó a desaparecer a partir de la segunda mitad del siglo XX.

El afán por dejar un legado de esta actividad, que tanto ha contribuido a la historia de Andorra y del Pirineo, ha llevado nuestro forjador llevar a cabo de manera totalmente personal y desinteresada un espacio pedagógico, divulgativo y artístico sobre la forja.

Jaume Moles, con la ayuda del artista plástico Ángel Calvente, ha convertido una nave industrial en arte y artesanía, haciendo un homenaje al trabajo de muchas generaciones que convirtieron el hierro en su modo de vida.